20 jun. 2011

La gran banca de Europa se encamina a beneficio récord este año

Virginia Martínez

Los ciudadanos serán los que a partir de 2013 releven a los bancos para hacerse responsables de la quita griega en una aplicación del concepto socializar las pérdidas y privatizar el beneficio. Este flotador salvavidas que ha lanzado el BCE y la Unión Europea a la banca tiene el objetivo de evitar el ahogo del sistema financiero, como defiende el propio Trichet.
...
Sin embargo, las previsiones de beneficio para los próximos años apuntan que las entidades del Viejo Continente tienen oxígeno más que suficiente. Se espera que los veinte bancos europeos de mayor capitalización alcancen un beneficio de 107.400 millones de euros en 2012, un 6% más que los resultados récord de 2006. Un camino al que ya se encamina el sector en el presente ejercicio, donde se prevé que se quede a tan sólo un 19,4% de las cifras de hace cinco años.

Los excelentes resultados que se esperan en la banca europea hicieron que Alemania (junto con Francia es el más expuesto a la deuda griega), Austria, Finlandia y Países Bajos insistieran este martes en que sólo apoyarán un segundo rescate para Grecia si también participan los bancos privados, aportando entre el 20 y el 30% del importe total.

Y es que, según las estimaciones de Fitch, éstos recortarán aproximadamente un 40% su exposición a la deuda griega, mientras que por ejemplo el FMI y la UE incrementarán su peso al pasar de controlar 10.000 millones a casi 50.000 millones de euros en 2013, en el caso del primero, y de 20.000 a más de 100.000 millones en el caso del organismo europeo.
Miedo a que la historia se repita

La quiebra del estadounidense Lehman Brothers en septiembre de 2008 supuso una hecatombe en el conjunto del sector bancario y el fin de una época dorada para la banca . Tanto es así que en 2009, las ganancias fueron la mitad que las alcanzadas en 2007. Una relación causa efecto que algunas autoridades europeas, como el ministro alemán de Finanzas -Wolfgang Schäuble-, consideran que puede volver a suceder con la reestructuración de la deuda helena. "Una reestructuración podría suponer un alto riesgo con consecuencias similares a la quiebra de Lehman", aseguró.

Sin embargo, las cifras que barajan los expertos para este año no parecen corroborarlo. Las previsiones apuntan a que la mayor parte de la gran banca europea incrementará los beneficios de 2010 y que incluso el británico Royal Bank of Scotland saldrá este año de pérdidas al esperar 840 millones de euros (744 millones de libras) de beneficio neto. Barclays y DnB NOR son la nota discordante en medio de este optimismo. Los expertos esperan que el británico recorte un 9% sus resultados, hasta unos 3.780 millones de euros (3.340 millones de libras), y que el noruego haga lo propio con una caída de cerca del 8% del beneficio neto del ejercicio pasado.

No obstante, la situación más complicada será, según las previsiones que baraja el consenso de mercado recogido por FactSet, la que vivirá Lloyds Banking Group, que dirige el español Antonio Horta. Y es que los expertos prevén en el británico unas pérdidas de más de 770 millones de euros, frente a los 370 millones en números rojos que acumuló en 2010. El consenso de mercado baraja que habrá que esperar a 2012 para que ninguno de los grandes bancos cierre en números rojos, ya que se prevé que Lloyds Banking cierre con unas ganancias de unos 4.535 millones de euros.
Un sector con buena salud

Las cuentas de resultados de la gran banca europea están todo menos enfermas, aunque el comportamiento que tienen en bolsa pueda presagiar lo cotrario. El tema de la reestructuración de la deuda griega se ha convertido desde hace unos meses en un auténtico quebradero de cabeza para la eurozona y no ha traído más que inestabilidad en los mercados.

La última propuesta fue la que realizó el germano Wolfgang Schäuble la semana pasada, cuando abogó porque fueran los tenedores primarios de la deuda griega -es decir, los bancos- los que contribuyan a rescatar al país. Para ello, propuso un canje del papel griego emitido por otro cuyo vencimiento se retrasase siete años más.

Las mejoras en las cuentas de resultados serán, según los expertos, especialmente notables en Credit Agricole, Deutsche Bank y Unicredit. En estas tres entidades se espera que los aumentos superen los tres dígitos al cerrar con ganancias superiores a los 4.080, 5.700 y 2.930 millones de euros, respectivamente. Aunque sólo el sueco Swedbank, DnB NOR, Intesa, Standard & Chartered, BNP Paribas y Santander lograrán batir las cifras de 2006, el año del beneficio récord de la banca europea.
¿Y España?

En el caso español, se espera que este año Santander incremente sus números hasta los 9.070 millones de euros, mientras que las estimaciones apuntan a que las ganancias de BBVA superarán los 4.700 millones. Mejoras que por el momento y al contrario que la mayoría de sus comparables no se destinarán a retribuir más al accionista.

Y es que ambos abonarán el mismo dividendo -de 0,6 y 0,4 euros por título en cada caso- con cargo a los resultados de este año. Habrá que esperar al de con cargo a 2012 para ver que las mejoras se trasladan en importes más elevados. Pese a ello, ambas entidades se colocan entre las diez compañías del selectivo español que más retribuirán en el presente ejercicio. Algo que en el caso de BBVA es una novedad, puesto que lleva desde 2008 sin ocupar esta posición.

Sin embargo, el optimismo de las cuentas de resultados también se palpa en las recomendaciones que asigna el consenso de mercado que recoge FactSet, puesto que ninguno de los grandes bancos tiene colgado el distintivo de venta, aunque sólo aconsejan tomar posiciones en el caso de HSBC, Barclays, BNP Paribas, Société Générale, Intesa Sanpaolo y en DnB NOR.

Fuente: El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario