20 jun. 2011

Bala perdida, por Joan Roura

Nos piden que demos la máxima difusión a la siguiente carta que Joan Roura, víctima de la violencia de los mossos antidisturbios el 27M en plaza de Catalunya en Barcelona, dirigió directamente al conseller de Interior, Felip Puig, sin que ello signifique que no siga con el proceso de la consiguiente demanda que se está tramitando.

Como una carta así tiene muy difícil su publicación en grandes medios, al menos quienes andamos por la red somos los encargados de difundirla.

Bala perdida, por Joan Roura

Felip Puig: No puedo comer sólidos, no puedo dormir por prescripción médica, no puedo besar a las personas que quiero, no puedo jugar al fútbol en dos meses, no puedo celebrar la victoria del Barça y tengo a mi madre con ataques de nervios. Mañana iré al médico para saber si he perdido audición ya que el viernes tenía tanta sangre que los médicos no podían verlo del todo. Esta noche he vuelto a soñar con la escena del impacto de la pelota de goma. Me ha vuelto a invadir el mismo miedo –¡e incomprensión!- que sentí cuando recuperé el sentido después de desplomarme al suelo.

En aquel momento no era capaz de imaginar lo que había ocurrido, puesto que me encontraba muy lejos del lugar donde se repartían los golpes de porra. Sólo sangraba sin parar por la oreja -¡(hemorragia que)duró 5 horas!- tenía nublada la vista, no reconocía a mi mejor amiga, tenía las manos frías y los sentidos no me respondían. Todas estas tortuosas imágenes se repiten constantemente en mi cabeza y si usted las mandó será porque es incapaz de imaginarse nada semejante. Créame.

En un video de internet he encontrado una imagen del Mosso que me disparó. Mire del segundo 1:25 al 1:30 de este video:


No soy el muchacho aterrado que sale en las imágenes y a quien dispara el agente. Soy un joven que estaba mucho más lejos, tranquilamente instalado en un núcleo pacífico y conversando amistosamente con una compañera cuando esta bala perdida, probablemente después de rebotar en el suelo, se incrustó en mi oreja. La amiga en cuestión y otros testigos, evidentemente, irán hasta el final conmigo en la denuncia que pienso interponer.

Felip Puig, si le interesa mi caso, puede pedir el parte médico en el Hospital del Mar o ponerse en contacto conmigo; seguro que ello no le será difícil. A pesar de ello, la verdad: dudo de que lo haga y todavía no entiendo cómo soy tan iluso como para enviarle este mensaje. En definitiva, pienso luchar esta causa hasta donde sea necesario y denunciaré mi caso hasta que:

1.- El Mosso sea identificado y retirado del Servicio por disparar a un ciudadano sin mirar quien hay detrás.

2.- Los Mossos de Escuadra dejen de utilizar estas pelotas de goma que ya han matado a gente y han volado muchos ojos.

3.- Renuncie al cargo por ordenar esta masacre.

Más indignado que nunca le pide su dimisión un conciudadano herido.

Joan Roura

No hay comentarios:

Publicar un comentario