11 ene. 2012

Más de medio millón de familias perderá su casa de 2008 a 2015

La cifra es escalofriante. "Un total de 510.000 familias habrán perdido su casa producto de las consecuencias de la crisis económica" desde 2008 a 2015, según un estudio realizado por la Asociación de Afectados por Embargos y Subastas (Afes) sobre el impacto de la mora hipotecaria en España.
Prensa
Una cruda realidad que también pasa factura a los balances de los bancos, que tendrán que asumir unas pérdidas de 34.000 millones de euros procedentes de hipotecas a particulares.
La asociación desglosa este más de medio millón de damnificados por etapas: de 2008 a 2011, "150.000 ya han perdido su vivienda y soportan deudas que impiden cualquier oportunidad de encauzar su futuro"; y en 2012, "135.000 familias están sufriendo un proceso de ejecución hipotecaria". A estas cifras hay que sumarles, "si no se toman medidas urgentes", otras "133.000 que ya no pueden seguir pagando su hipoteca" y las "100.000 que dejarán de hacerlo en los próximos dos años por el aumento del paro".
El efecto de estos impagos, como apunta Afes, deja a las entidades financieras en una "situación crítica". La asociación apunta que la banca ya habría ejecutado créditos para compra de vivienda por importe de 18.750 millones de euros, pero "la mayoría de estas subastas han quedado desiertas". En este sentido, apunta que el procedimiento judicial y administrativo supone "un importante desembolso que puede llegar al 20% del valor de la casa". De este modo, Afes prevé que "el precio de los inmuebles en poder de los bancos se verá ahora forzosamente reajustado al valor del mercado real".
Esta "situación crítica" de
las entidades financieras se plasma en sus balances, que arrojarán unas pérdidas totales de 34.000 millones de euros procedentes de hipotecas a particulares en 2015. Una cifra que se desglosa por fases. De 2008 a 2011 ascendió a 8.000 millones y en 2012 los procedimientos se traducirán en unos 'números rojos' de 18.000 millones para alcanzar en 2015 los 34.000 millones.
'Las posturas de los bancos y la ciudadanía están cada vez más distanciadas'
El colectivo que ha elaborado este estudio además denuncia que "las posturas de los bancos y la ciudadanía están distanciadas y cada vez más se está radicalizando el mensaje del ciudadano ante una situación que considera injusta y donde aparece como la parte más débil". Todo ello a pesar, como señala Afes, que "los bancos están intentando adaptarse a las condiciones del deudor para no llegar al impago, aunque nada pueden hacer con las familias que han dejado de tener ingresos con los que negociar la refinanciación".
Para Carlos Baños, presidente de Afes, "indudablemente el cambio de Gobierno traerá nuevas medidas en lo referente a la mora hipotecaria". Baños espera, en primer lugar, que el Ejecutivo se pronuncie respecto a los costes de las entidades financieras en materia de provisiones; y en segundo lugar, que ponga en marcha iniciativas contra la economía sumergida "que consigan abrir el debate sobre el procedimiento de ejecución hipotecaria como resolución al conflicto de la mora, y se busquen alternativas negociadas entre los bancos y sus clientes".
El presidente de Afes aboga por que sean las entidades las que tomen la delantera. Les pide que impulsen "un cambio de mentalidadanimadas por medidas políticas que generen confianza en el sistema y les permitan flexibilizar objetivos, entendiendo la necesidad de buscar alternativas frente a la gestión actual de la mora hipotecaria".
[foto de la noticia]


Fuente: kaosenlared

No hay comentarios:

Publicar un comentario