17 nov. 2011

Grecia, Italia… banqueros encabezando a gobiernos europeos: ¿Panacea o golpe de Estado financiero?

Lucas Papademos
Lucas Papademos

El miércoles el Gobierno griego se someterá ante el Parlamento del país heleno a un voto de confianza, un procedimiento que se realizará por segunda vez en menos de dos semanas en la nación agitada por la crisis financiera. Esta vez será el nuevo Gobierno de coalición, encabezado por el primer ministro Lucas Papademos, el que tendrá que pasar la aprobación del legislativo.
El recién designado Papademos llegó al mundo político del mundo financiero, ya que antes ocupó la vicepresidencia del Banco Central Europeo. Y parece que seguir este mismo camino (de las finanzas al escenario político) se está convirtiendo en una tendencia en los países europeos que están viviendo momentos difíciles. Así, el homólogo italiano de Papademos, Mario Monti, también procede del mundo de la economía, ya que es el ex comisario europeo de Mercado Interior y de Competencia y fue asesor del grupo financiero Goldman Sachs.

¿Qué es esto? ¿Una panacea o el último intento de salvar la situación económica que vive la región? Hay quienes creen que el colocar a banqueros al frente de estados es, en estos momentos, una decisión poco acertada. Y es que por un lado, son los que saben de economía, pero por otro lado, para la opinión pública son ellos los culpables en parte de esta crisis, señala el analista financiero, Max Keiser.
Y a nuevos líderes, nuevos métodos de rescate. Las primeres declaraciones de Monti, hacen pensar que su actual intención no es la de ayudar a su propio pueblo, sino mejorar la situación de sus colegas del mundo de las finanzas. Al asumir el cargo Monti subrayó que el objetivo principal es lograr la estabilidad financiera. Asimismo prometió preocuparse por los temas sociales. Pero algunos expertos sostienen que esto es “una desviación del tema, ya que no existe una separación entre los problemas financieros y los sociales. Eso es decidir cuánto dinero se utilizará para los beneficios generales”. Lode Vanoost, ex vicepresidente del Parlamento belga, señala que Monti no ha sido elegido y “puede hacer lo que le dé la gana y luego volver a su cargo anterior”.
Europa toma medidas contra los díscolos
Al parecer tales cambios en la cúpula política satisfacen a la Unión Europea, ya que los anteriores primeros ministros de Italia y Grecia cuestionaron las medidas del rescate propuestas por el bloque y terminaron por abandonar sus cargos. Así Papandreu tuvo que dejar su cargo en el momento en el que propuso el referéndum para tratar el tema de la deuda. A su vez, Berlusconi tuvo que dejar su puesto cuando dijo que los italianos se hicieron más pobres a causa del euro. Este hecho motivó que surgieran ciertas acusaciones hacia Bruselas de ser dictatorial o antidemocrática.
Por su parte, algunos políticos creen que el cambio en los gabinetes de Atenas y Roma sólo es una advertencia para aquellos líderes europeos que traten de corresponder a las necesidades de su población en detrimento de los intereses del bloque europeo. “Si puede pasar en Italia o Grecia, solo es cuestión de tiempo que ocurra en cualquier otro lugar”, opina Gerolf Annemans, un político belga.
En esta coyuntura de cambios, la situación económica y la atmósfera en las calles siguen siendo las mismas e incluso se puede decir que hasta empeoran en ambos estados. Y los primeros pasos de los nuevos jefes de Gobierno en una situación de una gran respuesta social pondrán a prueba su capacidad para guiar a sus países hacia un cierto avance. Pero si el tiempo no refleja unos resultados palpables, surgirá la cuestión de si se habrá tratado de una medida salvadora o más bien de una apuesta arriesgada fruto de la desesperación.

Fuente: RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario