10 nov. 2011

Fiscal general de EEUU reconoce que armas de “Rapido y Furioso” siguen circulando y matando

El fiscal general de EE. UU., Eric Holder, reconoció ante el Comité Judicial del Senado el fracaso de la operación Rapido y Furioso   con la que en el 2009  se contrabandearon armas a México con el objetivo de rastrear a los compradores supuestamente relacionados con el narcotráfico. Esta táctica autorizó el envío ilegal de cerca de 2.000 armas que luego se ‘extraviaron’ y más tarde muchas de ellas fueron utilizadas para cometer crímenes en ambos países. Holder lamentó que el Departamento de Justicia enviara una carta engañosa al Congreso donde negaba las denuncias sobre problemas graves en la operación. “Esta operación falló tanto en su concepto como en su ejecución. Desafortunadamente, sentiremos sus efectos durante años, ya que las armas que se perdieron continúan apareciendo en escenas de crímenes tanto acá como en México”, dijo Holder.
A la vez, Holder pidió al Congreso cumplir con su responsabilidad de ayudar a resolver la “‘crisis de seguridad pública” del tráfico ilegal de armas a México y fortalecer el trabajo de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF).

Se trata de la primera audiencia de Eric Holder ante el Congreso desde que en julio del 2010 se divulgaran documentos que sugerían que él sabía de ‘Rápido y Furioso’ desde antes de mayo pasado. Durante la audiencia, los republicanos, que no quedaron satisfechos con los arrepentimientos del funcionario, enumeraron las presuntas contradicciones del fiscal general respecto a la operación.
Holder, a su vez, hizo correcciones de sus previas declaraciones respecto a ‘Rápido y Furioso’. En lo que referente al tiempo exacto en el que se enteró de la táctica, reconoció que en mayo pasado desinformó al Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes al decir que fue “hace algunas semanas”, cuando en realidad era “hace un par de meses”.
“Seguro que él sabía o debió haber sabido. Tiene sus huellas en este tema o es un incompetente. Me parece muy alarmante que esté obstruyendo la investigación y poniendo en riesgo nuestro apoyo al gobierno de México. Hemos gastado 1.600 millones de dólares en la Iniciativa Mérida para combatir a los cárteles y después de esto nos enteramos que una agencia de él transporta armas a México”, exclamó el senador John Cornyn.
Según datos del Departamento de Justicia, entre diciembre del 2006 y septiembre del 2011, se han recobrado y rastreado 93.895 armas en México, de las cuales 64.112 son de origen estadounidense.
En la actualidad, ‘Rápido y Furioso’ se encuentra bajo la investigación del Inspector General del Departamento de Justicia. Todavía se desconoce cuándo saldrán a la luz los resultados de esta indagación.

Fuente: RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario