12 sept. 2011

REBELIÓN CÍVICA


El estado de partidos está arruinando nuestra economía, destruyendo nuestros recursos, eliminando el tejido productivo, empobreciendo a las familias y condenando al paro y a la miseria a millones de ciudadanos.

La sociedad española no puede seguir amparando a esta casta parasitaria que está hipotecando nuestro futuro, quizás por varias generaciones.

Los españoles de bien no podemos permanecer, por más tiempo, inmóviles ante estos brutales atropellos.

Resultaría ocioso repetir aquí todos los males que aquejan a España en estos momentos de crisis económica y de valores, por culpa de una casta parasitaria e irresponsable que tiene el control político y económico.

Ahora no es momento de grandes discursos sino de apelar al sentido común. La sociedad española debe ser despertada. La sociedad civil debe tener un referente claro y preciso que no puede encontrar, por ímposibilidad científica, en los partidos políticos y sindicatos instalados en el Estado, de los que recibe, como no podía ser de otra forma, únicamente palabras huecas que no se corresponden con la realidad de la cosas.

Se hace preciso en esta hora crucial organizar la rebelión cívica pacífica del pueblo español. Se hace necesario e imprescindible coordinar los esfuerzos que sean necesarios para hacer un llamamiento, a todos los españoles honestos que crean que nuestro pais necesita un cambio político, para mostrar en la calle en una fecha concreta, que habría que determinar, nuestra repulsa al régimen partitocrático, hipócrita y perverso que, nacido de la voluntad de un tirano, mantiene atrapada en una democracia de opereta a la sociedad civil española.

Se hace preciso prender la llama de la rebelión cívica y pacífica de la ciudadanía española. Conociendo que no será posible ningún cambio real en el sistiema político partitocrático sino se ataca de raiz los fundamentos que mantienen el mecanismo del aparato institucional nacido del consenso de la Transición. Como mera
propuesta para la reflexión y el debáte en Ácratas, propongo los diez principios básicos en los que debe fundamentarse la rebelión cívica y pácifica de la sociedad civil española.

1.- DECISIÓN LIBRE DEL PUEBLO ESPAÑOL SOBRE LA FORMA DE ESTADO.

2.- DECISIÓN SOBRE LA FORMA DE GOBIERNO.

3.- CONVOCATORIA INMEDIATA DE UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.

4.- SEPARACIÓN E INDEPENDENCIA ABSOLUTA DE LOS PODERES DEL ESTADO.

5.- ELECCIÓN DE TODOS LOS REPRESENTANTES POLÍTICOS MEDIANTE SISTEMA MAYORITARIO.

6.- SUPRESIÓN DE LAS CARGAS PÚBLICAS QUE REPRESENTAN LOS CARGOS POLÍTICOS.

7.- SUPRESIÓN DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS.

8.- SUPRESIÓN DE LAS SUBVENCIONES O FONDOS PÚBLICOS DE CUALQUIER CLASE A PARTIDOS POLÍTICOS Y SINDICATOS.

9.- LÍMITE A LOS MANDATOS DE LOS REPRESENTANTES POLÍTICOS SIN POSIBILIDAD DE REEELECCIÓN.

10.- CONTROL RIGUROSO DE LAS CUENTAS PÚBLICAS E INSTAURACIÓN DE SEVERAS PENAS PARA REPRIMIR LA UTILIZACIÓN INDEBIDA DE FONDOS Y RECURSOS PÚBLICOS, LAS PRÁCTICAS USURARIAS DE LA BANCA Y LA CORRUPCIÓN POLÍTICA.

Debatamos sobre el contenido de esta propuesta o de otras que puedan presentarse en el debate. Debatamos lo que tengamos que debatir, pero una vez fijados, mediante votación, organicemos la celebración de una asamblea a la que podrán asistir todos los que compartan los principios básicos de la rebelión cívica y pacifica que nos conduzca, o al menos nos ponga en el camino, al cambio radical del modelo político nacido del franquismo.

Fuente: Acratas

No hay comentarios:

Publicar un comentario