27 feb. 2012

Iran, la usura y la guerra

Que un banco te preste 100.000 euros y le devuelvas al final 400.000 es, lo etiqueten o no con otras palabras, usura pura y dura, y esta usura es la causa de muchos de los graves conflictos intenacionales de los ultimos tiempos.

Iran es hoy uno de los tres estados del mundo cuyo sistema bancario no está controlado por el clan Rothschild y amigos. Hasta el espectáculo pirotécnico organizado en Nueva York aquel 11 de septiembre, su número era de siete: : Afganistan, Irak, Sudan, Libia, Cuba, Corea del Norte e Irán ¿Curioso, no? Hoy quedan solo tres.

Hasta 2003 Afganistan e Irak habian acabado controlados por los tentáculos de los grandes magnates capitalistas, y en 2011 tambien ha sucedido lo mismo con Sudan y Libia. A principios de los 90 fueron los paises socialistas los que fueron destruidos, algunos, como Rumania, tambien con saña por osar demostrar a todo el mundo que se podia vivir sin deuda a las grandes mafias financieras y que, ademas, se podia ser una potencia en ciernes.

En el sistema bancario iraní, como antes en Libia, no se practica la usura, el préstamo con interés a beneficio del prestatario, lo que no solo perjudica los intereses de las mafias bancarias en aquel pais, sino que supone una amenaza,como ejemplo, ante el resto del mundo.

Hasta hace pocos siglos, la usura estaba prohibida en el mundo cristiano, sopena de que se fueracastigado con la muerte, pues era vista como un metodo de estafa y robo (es decir, como lo que es). En el siglo XIX los bancos han ido extendiendo su costumbre de prestar dinero a cambio de intereses abusivos, y en el siglo XX han conseguido dominar la economica mundial basándola en la especulación y la deuda.

Su método es muy simple. En primer lugar, basar el crecimiento en el endeudamiento de los propios trabajadores, que quedan asi atados a la deuda de por vida y que ademas son domesticados dandoles la impresion de que su nivel de vida puede mejorar. En segundo lugar, a nivel de estados, se trata de comprar a politicos corruptos, que han tenido que ir pasando por un proceso de sumision dentro de los partidos politicos creados precisamente para lograr el sometimiento a los dictados del mercado, y "convencerles" a asumir créditos enormes en forma de "ayudas", de forma que pocos estados no son deudores de las grandes mafias financieras. Se trata del mismo método que aplicaban Luchi Luciano o Al Capone en los años 30, o que han aplicado las mafias sicilianas desde su surgimiento: si no se paga, el deudor se convierte en esclavo, en títere, en muñeco al servicio del prestatario, o, en ultimo extremo, en hombre muerto o pais destruido.

Si un lider se opone al sistema, o un pais decide no someterse, inmediatamente se organiza una "revolucion", una guerra civil, o una "intervencion humanitaria" para castigarle, destruyendo el pais para luego obligarle a aceptar aquellos créditos que no quiso aceptar antes a cambio de enormes intereses (en esta ocasion disfrazados de "ayudas a la reconstrucción del pais").

A su pesar, todavia resisten Corea del Norte, Iran y Cuba. Con el primero, de momento se lo tienen que pensar si quieren aplicar el mismo esquema que en el resto de sus victimas. Corea tiene armas nucleares (de verdad, no solo como acusacion falsa para justificar una intervencion) y por eso no se atreven a mover un dedo contra ella. Por eso Iran acelera su proceso de crear sus propias defensas nucleares, pues parece ser la unica garantia de que los mafiosos capitalistas no acaben clavando sus colmillos avidos de sangre en el pais.

Cuba es el único de los anteriores que tiene gran simpatia y apoyo internacional, especialmente en Latinoamerica, y donde las campañas mediaticas no prenden como cuando se trata de los anteriores. Ademas los cubanos han demostrado sobradas veces, en los anteriores cientos de intentos de invasion, magnicidio o desestabilizacion, que apoyan rotundamente a su revolucion, y que cualquier intervencion tendria un gran rechazo interior e internacional. Esperemos que las reformas economicas iniciadas por el gobierno cubano no abran la puerta para que estos criminales se metan definitivamente dentro del pais y comiencen a destrozarlo.

El objetivo cercano parece ser Iran, que dispone de enormes reservas de petroleo y otros recursos, y que se esta convirtiendo en una potencia alternativa que, ademas, ofrece a los cada vez mas esclavizados ciudadanos bajo regímenes capitalistas una opcion alternativa de vivir sin el sometimiento personal y nacional a las grandes mafias multinacionales, como también hacia Libia (aunque los medios de propaganda capitalista nunca lo contaran).

El presidente de EEUU no es hoy mas que el
capataz de los grandes mafiosos capitalistas
A Irán, a no ser que su capacidad militar de miedo a los agresores, esto tampoco se le va a permitir por mucho tiempo, ya sea continuando con la campaña mediatica anatemizando la Revolución Iraní y convirtiéndola en tirania, dictadura, o un pais terrorista, entre otras caracteristicas, o directamente invadiendo el pais y destruyendo su riqueza, para castigar su osadia. Poco importará a los mafiosos magnates, bien acomodados en sus grandes mansiones o, en caso extremo, escondidos en sus bunker, lo que suceda con los iranies que caigan bajo sus bombas, como tampoco, si sucediera, lo que aconteciera con sus compatriotas. Pues, como sabemos, para cualquier mafioso usurero su unica patria acaba siendo siempre el dinero.

En resumen, el hacerse con el control del Banco Central de la República Islámica de Irán (CBI) es  una de las principales razones de que Irán esté en el punto de mira de las potencias occidentales e israelíes. Como paso tambien con Libia, que los iranies no sometan su soberania economica a los intereses de los mercados (un eufemismo que en realidad podria sustituirse perfectamente como una especie, usando un termino grato a loss capos y mafiosos, de La Familia), que este controlado por el estado y que, ademas, no participa del juego de la usura, en el que el mas poderoso, ellos lo saben muy bien, pues ellos lo son, al menos de momento, siempre sale ganando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario