19 feb. 2012

El Gobierno lanza un guiño a la represión policial e indulta a cinco mossos condenados por torturas

El Consejo de Ministros ha indultado este viernes a cinco mossos d'Esquadra condenados por el Tribunal Supremo a penas de inhabilitación profesional, prisión y multa por delitos de lesiones, tortura, maltrato y detención ilegal. Todo un mensaje para las FSE: mano dura que habrá impunidad.

Visto en Kaosenlared

Ha tomado esta decisión, dicen, después de que nuevas investigaciones policiales aportaran más pruebas del caso: una presunta agresión policial a un detenido por error en la comisaría de Les Corts. Sin embargo, además de que tal argumento no justificaría la tortura en ningún caso, todo apunta a que con tal indulto el gobierno ha querido mandar un mensaje a las FSE en estos tiempos de manifestaciones y posibles revueltas populares: mano dura, y sin remordimientos ni miedos, que habrá impunidad.

Según informa este viernes el Ministerio de Justicia en un comunicado, la decisión también se sustenta en la información sobre los hechos aportada por el Ministerio del Interior y la Generalitat, el currículum de los condenados y la gran cantidad de apoyos y adhesiones al indulto, también del propio afectado.

Acuerdan que a cuatro de los mossos, que tienen más de dos años de prisión e inhabilitación, se les conmute las penas de inhabilitación impuestas por una única pena de dos años de suspensión para empleo o cargo público, contándose el tiempo ya cumplido, y las penas privativas de libertad por otra única de dos años de prisión.

Para otro de los condenados, que tiene seis meses de prisión e inhabilitación, le conmuta dicha inhabilitación a una única pena de dos años de suspensión para empleo o cargo público.

En ambos casos, se supedita el indulto a la no comisión de delito doloso en el plazo de cinco años desde la publicación del Real Decreto.

El indulto permite el reingreso al servicio público de los cinco agentes, que habían perdido su condición de funcionarios, ya que se ha conmutado la pena de inhabilitación por una de suspensión, por lo que no existe impedimento legal para que ejerzan de funcionarios públicos.

Los cuatro condenados con penas superiores consiguen que el tribunal sentenciador pueda acceder a la suspensión de la condena de prisión --que estaba suspendida mientras se resolvía el indulto--.
CONDENA DE LA AUDIENCIA

La Audiencia de Barcelona condenó en 2008 a seis años y siete meses de prisión a tres mossos d'Esquadra por torturar a un rumano detenido por error durante su arresto y posterior estancia en la comisaría de Les Corts.

Otro policía fue condenado a dos años de cárcel por un delito contra la integridad moral, y el quinto mosso, a pagar varias multas.

El Tribunal Supremo (TS) ya revisó la condena y rebajó en un año y diez meses las condenas por lesiones a tres mossos d'Esquadra por detener y golpear al ciudadano rumano, al eliminar la circunstancia agravante de ensañamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario