8 ene. 2012

Anasagasti y la Monarquía corrupta

Fuente: Cuestionatelotodo


Uno de los pocos políticos que se ha atrevido hasta ahora a llamar al rey por su nombre ha sido el vasco Iñaki Anasagasti, que jamás ha compartido las mentiras oficiales sobre el rey y su familia que asumen como dogma la gran mayoria.


La monarquía corrupta
En el diario "Deia", el peneuvista ha vuelto a llamar a las cosas por su nombre, diciendo de nuevo lo que pocos se han atrevido hasta ahora tras el "estallido" del Caso Urdangarín: que es solamente uno más del entremado de la tremendamente corrupta monarquía española.

Anasagasti considera que Iñaki Urdangarin es un “chivo expiatorio” de la Casa Real y espera ver pronto al Rey con “sus pantuflas de jubilado puestas en una discreta casa de campo”, y ha criticado la impunidad de la que goza la Familia Real, ha deslegitimado al monarca por provenir del régimen franquista, ha calificado de delincuente a la Infanta Cristina, y ha asegurado que el Rey siempre consideró que la Infanta Elena no está “mentalmente preparada” para convertirse en princesa de Asturias.

“¿Por qué si la Justicia es igual para todos el rey está tratando de salvar a su hija Cristina que era la socia de su marido? ¿Por qué no propicia un cambio constitucional donde él deje de ser irresponsable en virtud de este artículo de la Constitución que lo hace impune e inmune? ¿Por qué no le dice a Urdangarin que devuelva lo robado?”, se pregunta Anasagasti en uno de sus artículos más duros publicados en Deia.

En opinión del dirigente nacionalista, el problema estriba en que la Familia Real goza de impunidad gracias al “cheque en blanco” que en su día le dieron “a esta herencia del franquismo”  Felipe González y “sus socialistas de salón”. A su entender, es la impunidad que ha habido hasta ahora es la que ha permitido sus habituales latrocinios y que encima se reverencie a quien delinque.

“El tiempo nos ha dado la razón. Esta Monarquía protegida por la censura ha hecho crack y ha demostrado que es una Monarquía corrupta”, agrega en otros de sus escritos en los que explica que “esta monarquía vino de la mano de Franco”, que es “opaca”, y que no es más que “una institución caduca, trasnochada y propia de la Edad Media”.



En cuanto a Urdangarín, el senador del PNV asegura que el yerno del Rey “hizo lo que vio en la Casa” y que “creyó que era tan impune e inmune como el suegro y cayó en la trampa”.  Gracias a la opacidad de la institución, el Rey “también ha hecho negocios millonarios” , y tampoco  ha tenido problemas en “encubrir” a su yerno “durante una década”.

Ademas recuerda que el problema no es solo que se trata de una monarquía que es y fomenta la corrupcción, sino que “el Rey Juan Carlos está ahí porque nos lo dejó un dictador cruel y sanguinario y él jamás ha condenado aquella dictadura sino se ha beneficiado de ella”.

Por supuesto que poco se ha publicitado en el resto de medios las opiniones de Anasagasti, salvo como críticas a su osadia por ofender a la sagrada monarquía cuasidivina ante la que todos se arrodillan extendiendo la mano para participar del festín, quizá porque la evidencia de las verdades que dice solo pueden ser combatidas con la censura (que es también, por otra parte, la única forma con la que seguir manteniendo la imagen del rey y su familia como noble, decente, bonachona y trabajadora, tal y como nos la imponen los medios, a pesar de sus constantes escándalos financieros y de todo tipo.

No es que políticos como Anasagasti, miembro de un partido conservador, que no ha hecho mas que colaborar con la misma democrácia diseñada desde el franquismo que designo al rey como heredero inmune, me parezca en general ejemplar, sobre todo porque representa los mismos intereses de clase que el propio rey o sus cortesanos del PP o el PSOE, pero al menos es de agradecer que en este asunto concreto sea tan sincero.

En realidad hay otros que han desvelado con mas contundencia los desmanes y corrupcciones del rey franquista, como podeis leer en el siguiente artículo sobre los negocios del rey, o el libro del coronel Martinez Inglés, Juan Carlos I, El último Borbon, o el de Patricia Sverlo, Un rey golpe a golpe, o en los referidos últimos artículos de Anasagasti en Deia

Igualmente en este pequeño pero claro Noticiario Alternativo: 



No hay comentarios:

Publicar un comentario