16 ene. 2012

Cadena humana para apoyar a las personas bloqueadas por Bankia

Desde el pasado miércoles, guardias de seguridad privados contratados por el banco propietario el edifico impiden el paso a las personas que han ocupado una de las viviendas, que permanecen encerradas dentro




Unas doscientas personas se han reunido esta tarde ante el número 36 de la calle Sebastián Elcano de Madrid, citadas bajo el lema #RodeaBankia. La concentración, lanzada por el grupo de personas que ha ocupado un piso del edificio y difundida por la asambleas de barrios y pueblos del movimiento 15M, ha dado lugar a una cadena humana que se ha extendido por las aceras de la misma calle Elcano y de la calle José Antonio de Armona, con la que hace esquina. La cadena se ha convertido en una breve marcha que ha dado la vuelta a la manzana entre coros de "Bankia desahucia y ahora secuestra" y "Un desalojo, otra okupación".
Después de que el piso fuera liberado por un
grupo de personas la pasada semana, Bankia, entidad bancaria respalda con fondos públicos que mantiene vacíos decenas de pisos habitables en este inmueble de su propiedad, decidió poner a vigilantes de seguridad para impedir la salida a quienes puedan parecer "personas del grupo". Los vigilantes privados impiden la salida y la entrada a quienes puedan parecer "afines" al grupo que ha requisado el piso al abandono. La Policía Nacional ha asegurado haber identificado a las personas de seguridad pagadas por la entidad.
Durante la concentración de este domingo, en la que ha habido escasa presencia policial, los vigilantes se han quedado apartados de la situación, según explicaban algunos vecinos y las personas que permanecen en el piso liberado. Desde él ha sido leído un comunicado dirigido a los vecinos y a las vecinas en el que se ha reiterado la "clara intención especulativa" de la entidad y se ha asegurado que "una vez normalizada la situación" se comenzará el acondicionamiento del piso para que pueda ser utilizado.

Fuente: Diagonalperiodico

No hay comentarios:

Publicar un comentario