28 nov. 2011

Pakistán de 15 días a la OTAN para desalojar una Base Aérea en su territorio

Visto en Despierta al Futuro

La protesta del primer ministro Yosuf Raza Gilani llegó horas después de que helicópteros de la alianza atacaron un puesto de control del ejército nacional.

Londres. Pakistán condenó hoy en los términos más enérgicos el ataque de la OTAN contra un puesto de control paquistaní y dio a la alianza un plazo de 15 días para desalojar la base aérea que ocupa en la suroriental provincia de Balochistán.

El gobierno paquistaní presentó una protesta ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que comanda la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), por el ataque que dejó 28 soldados muertos y otros 14 heridos.

La protesta del primer ministro Yosuf Raza Gilani llegó horas después de que helicópteros de la alianza atlántica atacaron un puesto de control del ejército nacional en el noroeste de ese país, lo que fue calificado como una violación a la soberanía paquistaní.

La OTAN confirmó el ataque, ofreció disculpas por las víctimas y prometió una investigación detallada del incidente, sin embargo, Islamabad convocó al embajador estadunidense Cameron Munter, quien comanda a la ISAF, para que explique los hechos.

Fuentes oficiales paquistaníes indicaron que el ataque ocurrió pese al mecanismo preparado por el ejército de Pakistán y las fuerzas de la OTAN para evitar este tipo de percances, de acuerdo con reportes del diario local The Dawn.

En una declaración, el comandante del ejército paquistaní, Ashfaq Pervez Kayani, también condenó el ataque y advirtió esta tarde que tomará “serias acciones” de represalia, si en el futuro se repiten este tipo de incidentes por parte de la alianza atlántica.

Pervez Kayani precisó que “sin ningún tipo de provocación” los helicópteros de la OTAN abrieron fuego contra el puesto de control la medianoche del viernes.

En una primera reacción al ataque, el gobierno paquistaní ordenó el inmediato bloqueo de todos los suministros de la OTAN para sus tropas que combaten en Afganistán que transitan por el territorio paquistaní.

Con esa orden, las fuerzas paquistaníes bloquearon el área de Khyber -cerca de donde ocurrió el ataque- y la región de Chaman, en la provincia de Balochistán, en el suroeste del país.

Por la tarde de este sábado, Islamabad pidió al bloque militar atlántico que desaloje la base aérea de Chaman en un plazo de 15 días, una medida acordada durante una reunión de emergencia que celebró la cúpula militar paquistaní.

El gobierno de ese país surasiático adelantó que mañana domingo revisará su alianza con Estados Unidos y la OTAN.

Islamabad tomó represalias y cerró una vital ruta de suministros para las tropas de la alianza occidental desplegadas en Afganistán.

"Este es un ataque a la soberanía de Pakistán", dijo el primer ministro Yusuf Raza Gilani. "No dejaremos que la soberanía de Pakistán resulte dañada", agregó.

La oficina de Relaciones Exteriores dijo, por su parte, que abordará el asunto "en los términos más fuertes" con la OTAN y Estados Unidos.

En tanto, el jefe del Estado Mayor, el general Ashfaq Pervez Kayani, sostuvo en un comunicado emitido por las fuerzas armadas pakistaníes que "todas las medidas necesarias serán tomadas para una respuesta efectiva a este acto irresponsable".

Dos oficiales militares dijeron que hasta 28 soldados pakistaníes perdieron la vida en el ataque y que 11 resultaron heridos en el puesto de control de Salala, situado a unos 2,5 kilómetros de la frontera con Afganistán.

El Ejército pakistaní dijo que 24 soldados murieron y que 13 efectivos resultaron heridos.

"Esto tendrá un efecto catastrófico en las relaciones entre Pakistán y Estados Unidos. El público en Pakistán se va a volver loco de ira con esto", dijo Charles Heyman, un analista de defensa del sitio en internet de las fuerzas armadas británicas Armedforces.co.uk.

Sin embargo, otros analistas anticiparon que Pakistán protestará y cerrará las rutas de abastecimiento por algún tiempo, pero que finalmente "las cosas volverán a la normalidad".

Horas más tarde, Estados Unidos destacó la "importancia" de sus lazos con Pakistán tras el incidente en el cual aeronaves de la OTAN mataron a 26 soldados paquistaníes cerca de la frontera con Afganistán, causando una crisis en las ya deterioradas relaciones bilaterales.

En una declaración conjunta, el secretario de Defensa Leon Panetta y la secretaria de Estado Hillary Clinton ofrecieron a Pakistán su "más sentido pésame" y dijeron que apoyan "la intención de la OTAN de investigar de inmediato" lo ocurrido.

"Los secretarios Clinton y Panetta han estado siguiendo de cerca los informes de los incidentes transfronterizos en Pakistán hoy", dijo el comunicado.

"Ambos ofrecen su más sentido pésame por la pérdida de vidas y apoyan plenamente la intención de la OTAN de investigar de inmediato", agrega.

Islamabad anunció el sábado que reconsiderará todos sus acuerdos con Washington y la OTAN, en particular los del ámbito diplomático, militar y de inteligencia, luego del peor error de los occidentales en Pakistán en diez años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario