7 nov. 2011

EEUU pretende censurar etiquetas para favorecer transgénicos

transgenicosA través de la postura oficial de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por su sigla en inglés) y el ministerio de Agricultura (USDA), EEUU impartió una orden que la administración Obama pretende imponer a todo el planeta: establecer que no existen diferencias entre alimentos elaborados con Organismos Genéticamente Modificados (OGM) y no modificados.
Estas agencias también presionan al Comité Codex Alimentarius (Alimentos y Agricultura de la ONU) para que ningún país pueda establecer requerimientos de etiquetado OGM obligatorio a los comestibles. La FDA y el USDA dicen que el etiquetado obligatorio de los OGMs es “falso, engañoso y aparente”, pretendiendo censurar cualquier información sobre las diferencias entre ingredientes OGM y no-OGM.  En última instancia, la FDA y el USDA quieren eliminar totalmente los estándares de etiquetado y confían en que las corporaciones guarden los estándares necesarios de salud.
Todo esto ocurre mientras aumenta la preocupación por el impacto en el crecimiento y la salud provocado por el consumo creciente de alimentos transgénicos, o elaborados a partir de OGMs, por los efectos potenciales derivados del uso de semillas transgénicas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya identificó alergenicidad, resistencia a antibióticos, transferencia de genes, cruzamiento genético, presencia de genes modificados introducidos a poblaciones nativas vírgenes, inestabilidad genética, susceptibilidad en organismos de seres vivos no humanos, tales como insectos, y pérdidas de biodiversidad. Esta historia periodística fue considerada
la 20ª más ocultada por los grandes medios en el estudio anual de Proyecto Censurado.
Hasta ahora, las propias compañías del negocio de la modificación genética han hecho la mayor parte de los estudios de salud, generándose un evidente conflicto de interés que puede conducir a informes sesgados sobre el resultado de tales investigaciones. Numerosos países -como Japón, Australia, China y la Unión Europea- admiten los posibles riesgos y exigen etiquetado obligatorio para los productos fabricados con OGMs. Hay un clamor cada vez mayor por una investigación científica más completa, imparcial y más independiente.

¡No a la censura alimentaria!
Mike Adams, editor de NaturalNews, difundió alarmado – el 4 de mayo de 2010- que EEUU pretendía la censura global de los alimentos al tratar de imponer la prohibición del etiquetado en la conferencia internacional del Comité Codex Alimentarius de la ONU. “EEUU está intentando empujar su agenda para censurar todo el etiquetado de alimentos OGMs en todas partes, en todo el mundo. Esto daría lugar a un encubrimiento global de OGMs que dejaría a los consumidores en la oscuridad acerca de si sus alimentos y comestibles están o no genéticamente modificados”, advirtió Adams.
“Entienda, por favor, que EEUU intenta proscribir el etiquetado de alimentos no modificados genéticamente, a fin de convertirlo en ilegal, e incluso para impedir que un producto alimentario no-OGM pueda proclamar esa condición en la etiqueta”, suplicó Adams a sus lectores. “Si EEUU tiene éxito en este encubrimiento global de OGMs, la FDA podría caer sobre cualquier producto que desde las estanterías de EEUU proclame su condición de “no-OGM”, advirtió el editor de NaturalNews. “Además, EEUU podría iniciar pleitos ante la Organización Mundial del Comercio contra cualquier país que permita etiquetas “no-OGM” o lo proclame en sus productos”.
“¿Por qué EEUU sigue una línea de conducta tan desviada y siniestra?”, preguntó Adams. “Porque, como usted bien sabe, el gobierno federal entero virtualmente alimenta los intereses financieros de potentes corporaciones -y éstas incluyen las “Big Ag” (gigantes agrícolas)- como Monsanto que quieren patentar todas las semillas mientras destruyen el movimiento no-OGMs. Quieren convertir las comidas no-OGM en violación de la ley y, de tal modo, barrer todos estos productos de los estantes de las tiendas”.
Adams formuló un llamado a luchar contra los gigantes OGMs tipo Monsanto: “Quieren mantener a los consumidores norteamericanos abandonados en la oscuridad, ignorantes de los peligros reales planteados por los OGMs. Y por supuesto, quieren dominar el suministro entero de alimentos de EEUU con sus cosechas tóxicas de OGMs. Estas sociedades, poderosas y peligrosas, están dispuestas a hacer cualquier cosa por imponer su agenda global, incluyendo la censura forzada del etiquetado OGMs en el mundo entero. Puede ser que también lo consigan holgadamente, a menos que usted se una a nuestra oposición contra esta acción desviada y peligrosa”.

Fuentes:
● “GMO Alert: U.S. Attempting Global Censorship of GMO Food Labeling”- Mike Adams, Natural News, May 4, 2010. http://www.naturalnews.com/z028716_GMOs_food_labels.html
● “US opposes honest labeling of GMO foods”- Ethan A. Huff, Natural News, July 9, 2010.  http://www.naturalnews.com/z029168_GMO_foods_labeling.html
● “GE Food”, The Center for Food Safety, March 25, 2011. http://truefoodnow.org/campaigns/genetically-engineered-foods
● “WHO 20 Questions on Genetically Modified Foods” – World Health Organization, April 1, 2011. http://www.who.int/foodsafety/publications/biotech/20questions/en
Proyecto Censurado:
http://www.mediafreedominternational.org/2011/04/09/us-agencies-trying-to-outlaw-gmo-food-labeling/
● Student Researcher: Brittney White, San Francisco State University
● Faculty Researcher: Kenn Burrows, San Francisco State University

Fuente: Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno

No hay comentarios:

Publicar un comentario