23 sept. 2011

Ahmadineyad en la 65ª asamblea de la ONU, Las ratas de las potencias occidentales salen de la sala

Este es el discurso completo de Ahmadineyad presidente de Irán en la 66 asamblea de la ONU este pasado jueves. Escuchen de su boca lo que le dijo a las potencias occidentales. Los representantes de las potencias occidentales desalojaron sus plazas como protesta. Parece ser que su falta de educación y su falta de respeto a la hora de escuchar lo que otros tienen que decirles pone de manifiesto lo poco democrático de nuestros representantes. Parece que nuestros representantes no aguantan las palabras sobre paz y amor. El primer mundo prefiere el odio, la mentira, la guerra y la destrucción. !UNA VERDADERA VERGUENZA!



El presidente iraní, Mahmoud Ahmanidejad, aseguró este jueves ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que su país nunca se ha sometido a las potencias del mundo y que siempre ha estado presto a entablar un diálogo con las naciones que señalan
a la República Islámica por su programa nuclear pacífico.

"Nunca nos hemos sometido", indicó el mandatario quien agregó que su país ha estado listo para un diálogo basado en el respeto y la justicia.

Ahmanidejad realizó las declaraciones durante su intervención en la apertura de la 65ª Asamblea General de la ONU.

En referencia a las sanciones que los países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas han impuesto sobre Irán por su programa pacífico de energía nuclear, el mandatario las calificó como injustas.

Asimismo, manifestó que "aquellos que han usado sanciones están destruyendo la credibilidad del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, probando que injusta es la posición" de dicho organismo.

Irán, que trabaja en un programa atómico para generar energía eléctrica y avanzar en investigaciones científicas, defendió este tipo de fuente energética porque "es un regalo de Dios y es barata".

Señaló que, al contrario de la energía de este tipo, la "bomba nuclear debe ser eliminada" e hizo un llamado a los países del mundo al desarme.

Agregó que naciones permanentes del Consejo de Seguridad son las que "tienen la bomba nuclear, por cierto en sus manos".

Estos países "han igualado la energía nuclear y la han distanciado del alcance de la mayoría de las naciones al establecer monopolios y presionar a la Agencia Internacional (de Energía Atómica AIEA), y al mismo tiempo ellos han comenzado a mantener, a expandir y aumentar sus arsenales", insistió.

Reveló que Estados Unidos ha solicitado "80 mil millones de dólares para mantener sus bombas nucleares", por lo que propuso que el 2011 sea declarado "el año del desarme nuclear".

"Yo quisiera proponer que el año 2011 sea el año del desarme nuclear", sostuvo el presidente. Asimismo pidió "energía nuclear para todos y bomba nuclear para ninguno".

La ineptitud de Naciones Unidas

El mandatario destacó que las "Naciones Unidas y su ineptitud son los que han monopolizado el Consejo de Seguridad con vetos en la Asamblea General".

Indicó que el veto, por parte de las naciones, "han sido parte de un conflicto, cuando el juez, el defensor y a veces están del mismo lado del conflicto".

Por ello, exhortó a que la Asamblea General sea "el cuerpo más alto (importante), (y) el Secretario General más independiente".

En las Naciones Unidas, que se instaló para trabajar por la paz del mundo, los derechos humanos y promoción de justicia", el Secretario General no debería estar bajo presiones".

Investigar ataque 11-S

El jefe de Estado iraní inició su discurso ante las Naciones Unidas manifestando sus preocupaciones por las crisis que afecta al mundo: "el respeto por la humanidad, deterioro por la economía mundial, cambio climático" y aseguró que se debe a "cien años de dominación del sistema capitalista".

Relató que la democracia surgió como la "esperanza para sanar las heridas del pasado", como el colonialismo y la esclavitud.

Una de las preocupaciones en las que insistió el gobernante iraní es el ataque del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, cuando la noticia fue transmitida por todo el mundo y "una máquina de propaganda comenzaba a operar", campaña que dio a entender que la única manera de salvar al planeta era a través de las guerras.

Las guerras eran en Afganistán e Irak, en donde cientos de miles de personas han perdido la vida y otros han sido desplazados.

Ahmanidejad señaló que siente pesar por los muertos del atentado del 11-S, pero que no se compara con el número de fallecidos por las guerras.

"Hay que analizar el suceso del 11 de septiembre de 2001 que afectó a todo el mundo desde hace más de una década", reiteró.

Enumeró tres hipótesis que se barajan en torno a este ataque y en el que deben concentrarse las invetsigaciones: el primero es que un "grupo de terrorismo violó la fuerte seguridad" del sistema norteamericano. El segundo es que las mismas personas del Gobierno "orquestaron el ataque para mantenerse en el poder".

El segundo punto mencionado por el líder del Gobierno iraní es uno de los más discutidos por "la mayoría del pueblo norteamericano" y en tercer lugar fue un "grupo terrorista (quien propicio el asalto) y el Gobierno le dio el apoyo".

Fuente:vivetelevision

No hay comentarios:

Publicar un comentario