2 ago. 2011

¿QUÉ SE PUEDE HACER ANTE LA RUINA DE NUESTRO FUTURO Y NUESTRO PAÍS?

La situación de nuestra economía es pésima, estamos al borde de la suspensión de pagos, nuestro índice de Defcon es más de 400 puntos (por encima de 299 significa, quiebra inminente) y tenemos más de 5.000.000 de parados.

El país está conmocionado y cabreado, mientras nuestros patéticos políticos sean del partido que sean se dedican a verlas venir, esperando a que venga algún gurú internacional a modo de nuevo mesías a abrirnos las aguas agitadas y enseñarnos el camino, mientras, el tiempo pasa y la cosa va de mal en peor.

El euro nos ha salido bien caro, la Unión Europea es un desastre que nos ha arruinado no solo nuestra economía, sino nuestra calidad de vida, nuestras costumbres y nuestra cultura.

España se ha convertido en otro peón más en el tablero de ajedrez mundial, otro peón más que va a ser sacrificado. Lo peor es que en esta partida de ajedrez los que controlan los movimientos están compinchados y no miran más que por su afán de poder, ese poder que tiene poco que ver ya con el dinero y mucho que ver con el poder de controlarlo todo.

Estamos asistiendo a la antesala de unos cambios que se nos van a imponer por unos poderes fácticos extranjeros que nadie ha votado y en cuya lista de prioridades, el bienestar común se encuentra en la
última posición si es que se encuentra.
No voy a entrar en detalles sobre lo que realizan estos organismos extranjeros, solo decir que ningún país que ha adoptado las medidas de por ejemplo el FMI o el Banco Mundial ha mejorado a nivel común en ningún aspecto. Estos mismos organismos han sido los que apostaron, manejaron y encaminaron al mundo hacia la globalización capitalista actual. Los resultados a la vista están, a quien han beneficiado y a quien han perjudicado a la vista está también. No olvidemos que estos organismos junto con los bancos centrales son PRIVADOS y su interés no es el progreso común, sino el beneficio económico PRIVADO y que a la vez parece que todo es parte de un plan mucho más siniestro pues no puedo creerme que para manejar un avión privado necesites miles de horas de vuelo aparte de demostrar ser competente y para gobernar la economía del mundo no necesiten ni ser minimamente inteligente para evitar estos desastres o al menos verlos venir.

Todo esto que está ocurriendo en el mundo está planificado y orquestado. Nada de lo que está ocurriendo es fruto de la casualidad, el que piense lo contrario creo que es un ignorante, un idiota o un cobarde que prefiere engañarse así mismo. Ya lo decía un expresidente de los EEUU (cuando todavía eran presidentes, el último parece que fue Kennedy) Nada de lo que ocurre en política es casual si ocurre así es porque se ha decidido que ocurra de esa manera.

Ante esta penosa situación no existe salida que sea buena, ni soluciones milagrosas o fáciles pero hay que tomar alguna, mientras, aquí seguimos sin mover un dedo, esperando a que venga alguien a solucionarnos la papeleta y evadiendo nuestras responsabilidades como niños (quizás eso es lo que falte en nuestro país, verdaderos hombres y mujeres) mientras, caemos en el abismo económico y de sistema. Aquí seguimos sin que nadie diga nada, sin que aparezca algún valiente con el valor suficiente de decir ¡BASTA! Ningún político con cojones que diga que esto es intolerable y que no lo va a consentir por el bien de todos los españoles y de este país, como tampoco veo a ningún sindicato o sindicalista de izquierdas o libertario echándose a la calle a defender el futuro y la libertad. ¿Dónde están los revolucionarios que están dispuestos a dar ejemplo en la lucha anteponiendo sus ideales a su propio bienestar? ¿Dónde están los intelectuales que deberían estar dando ejemplo escribiendo como locos en todos los medios y dando conferencias animando a la gente a resistir, desobedecer y luchar por un futuro digno y en contra de la dictadura de banqueros internacionales que se nos vienen encima a pasos agigantados? ¿Dónde están los militares patriotas que se les llena la boca hablando de la patria y se quedan cagados mientras fuerzas extranjeras destrozan el país con sus nuevas armas digitales de pantallas atiborradas de números y calculadoras? ¿Dónde están los grupos radicales de izquierdas y derechas que solo sirven para portar símbolos que no simbolizan ya nada? ¿Por qué nadie dice nada ni hace nada?

Los únicos que han tenido algo de valor han sido los jóvenes al echarse a la calle. Un valor que ha sido manipulado y teledirigido a ser inofensivo para el sistema.
Gente en la calle con pancartas en las manos o con las manos en alto mientras la policía los mueve como a un rebaño de ovejas inofensivas.

Los amos del mundo deben estar dando saltos de alegría de ver como sus planes están saliendo como el que realiza una ecuación.

El movimiento del 15M ha sido una válvula de escape a la frustración general pero no un vehículo de cambio. Las asambleas son una herramienta muy valiosa para ejercer la verdadera democracia pero necesita un brazo ejecutor que implemente las decisiones y ahí es donde falla.
Todas las movilizaciones pacíficas han sido y son infructuosas, no han alcanzado ninguna meta y todo sigue igual.

Ahora, yo me pregunto ¿Qué habría pasado si todas estás personas hubiesen atacado a las fuerzas de seguridad del Estado, Bancos y edificios gubernamentales, si la masa hubiese paralizado con huelgas prolongadas y se hubiese unido en esta lucha como un pueblo con unos intereses comunes? ¿Cómo habría reaccionado el Estado si la población hubiese tomado el control de la situación y le hubiese puesto en jaque? Son cosas que no podemos saber hasta que no ocurren.
Lo que si sabemos es que tanto la presión mediática y la criminalización de cualquier acción directa por parte del pueblo (como unos simples insultos a políticos, cuando en otras fechas los habrían colgado o cortado un par de palmos de cabeza abajo en las plazas) ha direccionado las tácticas de estos movimientos populares hacia una filosofía “hippiesca” y pacifista que no ha servido absolutamente para nada, más que para consolidar aún más el sistema corrupto y el status quo. No olvidemos que estos medios de comunicación controlan nuestras opiniones y han cambiado la verdad por la propaganda. Sabemos muy bien que la revolución nunca será televisada si es una verdadera revolución, como también sabemos a quien sirven estos grandes medios.

Tampoco creo que la solución sea la creación de grupos radicales que usen la violencia extrema como bombas, pues la historia nos ha demostrado que al final estos grupos son infiltrados y manejados como marionetas por los servicios secretos como la CIA, MI6, etc. Y acaban realizando terrorismo de Estado y atentando contra la población, como pasó en muchos países europeos (Bélgica, Alemania, Italia, etc. ) unas décadas atrás con los grupos STAY-BEHIND también conocidos como GLADIO (investíguenlo y sorpréndanse de lo que son capaces de hacer estos servicios secretos para consolidar la agenda de sus amos).

Creo que alguien debe tomar el control del país y la situación, desearía que fuese el pueblo a modo de juntas, a través de asambleas o algo similar, que se decretara el sistema capitalista globalizador controlado por sanguinarios banqueros, como el enemigo público número uno y que cualquier decisión que venga de estos enemigos fuese tomada como perjudicial para el interés general.

Quizás deberíamos salir del euro, volver a la peseta, por supuesto desechar la moneda global que propondrán junto con un gobierno mundial más tarde como la solución a todos los problemas, esto seguramente será propuesto por estos criminales a través de algunos de sus organismos manipulados como la ONU (que ya declaró que esto se solucionaría con un gobierno mundial, pincha AQUÍ) cuando la economía de los EEUU con su dólar sea aniquilada y la economía europea con el euro le siga. Este será posiblemente el señuelo ideal para introducir esta moneda mundial que será impresa y prestada a los paises con intereses por estos criminales internacionales privados que controlan el FMI, el Banco Mundial, el Banco Central Europeo y la Reserva Federal, cambiando así el panorama económico mundial para que en realidad nada cambie.

La peseta nos traerá muchas dificultades y momentos duros al principio pero estos vendrán antes o después (miren a los Irlandeses o los Griegos y eso que todavía no ha terminado de resolverse el asunto de los recortes sociales, ni su situación de inestabilidad), la diferencia es que si devaluamos la peseta, nos salimos de la UE, recuperando así nuestra soberanía, ahora entregada ciegamente a manos extranjeras privadas, podríamos no sin esfuerzo recuperar nuestro tejido productivo buscando aliados en otros países de América Latina, África, Oriente y los países asiáticos, con los que podríamos tener acuerdos económicos más justos. No tendríamos cuotas de producción impuestas por la UE.

Muchas familias que no tuviesen futuro en las grandes urbes podrían moverse al campo repoblando los pueblos ahora casi desaparecidos, recibiendo ayudas para producir alimentos u otros productos, como hacíamos antes de ingresar en la UE, podríamos agrupar estos productos de pequeños productores a través de cooperativas bien organizadas por los propios productores y así exportar productos de alta calidad al extranjero. Al tener una moneda devaluada estos productos serían competitivos en el mercado internacional. También el turismo crecería al ser barato veranear en nuestro país.

Al final con sacrificio, trabajo y esfuerzo podríamos recuperar nuestro futuro y nuestro país, por supuesto acabaríamos superando la situación y viviendo mucho mejor que el futuro que se nos presenta actualmente.

Si seguimos aceptando lo que ahora se nos impone por conservar nuestros privilegios por un periodo corto de tiempo, habremos mordido el señuelo que nos van a poner delante dentro de muy poco tiempo y entonces habremos vendido nuestra alma y la de las generaciones venideras al mismísimo diablo.

3 comentarios:

  1. Aquí no hay inocentes. Alguien dijo que lo peor de todo no es actuar y equivocarse sino los que se paran a ver qué pasa.

    ResponderEliminar
  2. Apoyo lo que dice Ud. Pero eso de "buscar aliados en otros países de América Latina..." me recuerda a los Tratados de "Libre" Comercio que se han firmado a tontas y a locas por países como Perú, y que sólo han servido para saquear "legalmente" a nuestra Latinoamérica, con el pretexto de "aumentar las exportaciones latinoamericanas" Los únicos que ganan son los mafiosos intermediarios que exportan esos productos (materias primas agrícolas, minerales, etc.) pero los campesinos que trabajan la tierra para esos intermediarios se empobrecen más y más... Perdonen mi desconfianza.

    ResponderEliminar