23 ago. 2011

PP y PSOE dan el golpe definitivo al estado del bienestar: pactan reforma constitucional para poner lo público de rodillas ante los mercados

PP y PSOE pactan una reforma con la que podrán justificar cualquier recorte a los derechos sociales y laborales, a poco que le sea exigido por los mercados, con la excusa de la deuda pública. Preparan el camino para poder hacer lo que se ha hecho en Grecia, amparados en la Constitución.



Por supuesto, todo de espaldas al pueblo, y sin referéndum alguno. Que se sepa desde ya, TODO EL QUE VOTE A CUALQUIERA DE LOS PARTIDOS QUE APOYE ESTA REFORMA, Y ESPECIALMENTE AL PP Y PSOE, SERÁ RESPONSABLE DIRECTO DE LA ENTREGA DEFINITIVA DEL ESTADO A LOS MERCADOS INTERNACIONALES, ASÍ COMO DE LA RENUNCIA A SUS PROPIOS DERECHOS SOCIALES Y LABORALES, GANADOS TRAS AÑOS Y AÑOS DE LUCHA. 
QUE TODO EL MUNDO LO TENGA CLARO, QUE TODO EL MUNDO ASUMA SUS RESPONSABILIDADES, LA PELOTA ESTÁ AHORA EN EL TEJADO DE LA CIUDADANÍA, SI EL 20-N APOYA CON SUS VOTOS ESTA TROPELÍA, ESTARÁ SIENDO RESPONSABLE DE SU PROPIA AUTODESTRUCCIÓN.  


MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha propuesto la reforma de la Constitución para establecer una regla que garantice la estabilidad presupuestaria en el medio y largo plazo, tanto en relación con el déficit estructural como en la deuda, que vincularía a todas las administraciones públicas. Esta medida ha recibido el apoyo del presidente del PP, Mariano Rajoy, quien, sin embargo, ha aprovechado para recordar que el actual candidato socialista a la presidencia del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba, se opuso a esta idea.
    Durante el debate de convalidación del decreto-ley de medidas económicas aprobado el pasado viernes, Zapatero dijo que esta medida ayudaría a "fortalecer" la confianza en la estabilidad a medio y largo plazo en
la economía española.
    Zapatero adelantó que ya había trasladado esta iniciativa tanto al líder de la oposición, Mariano Rajoy, como al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.
    "Considero que es factible llegar a ese acuerdo de reforma constitucional e invito a los dos grupos mayoritarios y a los demás grupos de la Cámara a que lo concreten en una proposición de ley de reforma constitucional que pudiera ser aprobada de inmediato", subrayó.
    El jefe del Gobierno indicó que de esta forma España se sumaría a las iniciativas que están adoptando otros países europeos, que han anunciado que adoptarán de "manera inmediata" importantes medidas de consolidación fiscal, y señaló que el camino de consolidación fiscal en España está "trazado" y confió en que el Gobierno que salga de las urnas a finales de año, "sea del signo que sea", continuará transitando por él.
    Por ello, afirmó que como se trata de una "decisión estratégica de calado, estructural y no coyuntural" y es "muy mayoritariamente asumida" por la sociedad española y sus representantes, apostó por trasladarla a la Constitución como están haciendo o planteándose hacer las otras grandes economías europeas.
    "El sentido de una iniciativa de este tipo es idéntico en todos los casos que ya se han anunciado: implica reforzar el compromiso con las necesidades del proceso de consolidación definitiva de la Unión Económica y Monetaria; y significa también un paso relevante para fortalecer la confianza en la estabilidad a medio y largo plazo en la economía española", añadió.
    El pasado 16 de agosto, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, acordaron proponer al resto miembros de la eurozona que incluyan en sus respectivas constituciones una regla de equilibrio presupuestario, algo que contempla la constitución alemana desde 2009, y que otros países como Italia ya han mostrado su voluntad de aplicar.
    APROBARLA CON TODO EL CONSENSO POSIBLE
    Así, dijo estar convencido de que, tratándose de una reforma constitucional, lo mejor sería adoptarla no sólo "con todo el consenso imprescindible", sino con todo el "consenso posible", y hacerlo con esta voluntad desde el principio mismo del procedimiento. "Nada mejor para ello que hacerlo a partir de una iniciativa parlamentaria", reiteró.
    Zapatero subrayó que el Gobierno quiere garantizar el "cumplimiento estricto" de la senda comprometida de reducción del déficit público hasta 2014, lo que supone reducir el déficit hasta el 6% del PIB a final de este año.
    Según el jefe del Ejecutivo, los datos de ejecución presupuestaria del Estado en la primera parte del año se sitúan claramente en la dirección de este cumplimiento estricto, pero indicó que se trata de asegurarlo porque el Gobierno quiere contar con un "margen adicional" hasta final de año y, en este contexto, enmarcó el decreto-ley aprobado el viernes, que permitirá al Estado contar con 5.000 millones de euros adicionales.
    "Con la reducción del gasto farmacéutico, los anticipos en el Impuesto de Sociedades y los ingresos de 2.000 millones derivados de la subasta de espectro radioeléctrico vamos a disponer de recursos por un importe superior al 0,5% del PIB, apuntalando así la consolidación fiscal", subrayó.
    RAJOY APOYA REFORMAR LA CONSTITUCIÓN
    El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha expresado este martes el apoyo de su partido a la propuesta del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, de reformar la Constitución para establecer una regla de estabilidad de gasto. Eso sí, ha aprovechado para recalcar que el actual candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se opuso a esta medida y la descalificó cuando la planteó el Partido Popular hace un año.
    Durante el debate en el Pleno Congreso con motivo del nuevo decreto con medidas de ajuste aprobado por el Consejo de Ministros, Rajoy ha afirmado que su grupo está dispuesto a "facilitar" la tramitación de esta reforma de la Carta Magna, en "coherencia" con la postura que viene defendiendo el PP, ya que propuso por primera vez esta reforma el 25 de junio de 2010. "Creo que habría que haberlo hecho ya y las cosas nos habrían ido mejor", ha enfatizado.
    Dicho esto, ha recordado las críticas que recibió él mismo hace un año cuando apostó por esta propuesta, entre ellas las de Rubalcaba. "Me gustaría saber si quien hizo las descalificaciones, las gracias, las chanzas y demostró un alarde de conocimientos económicos sin parangón, ha cambiado de opinión y hoy dice exactamente lo contrario que dijo hace un año --ha resaltado--. Y digo esto porque esa persona es importante y su voto es decisivo para que esa reforma salga adelante. Esa persona fue el señor Pérez Rubalcaba, hoy líder de su partido".
    El líder de la oposición ha admitido que es "difícil" hacer un "juicio global" de las medidas del decreto-ley por su "heterogeneidad". De hecho, ha admitido que el PP está de acuerdo con algunas de ellas pero considera que otras son "desacertadas y perniciosas". Por eso, ha confirmado que el Grupo Popular optará por la abstención en la votación.
    En cuanto a la propuesta para racionalizar el gasto farmacéutico,  Rajoy ha indicado que las medidas "llegan tarde y suponen el reconocimiento del error que supuso en 2006 el sistema de precios de referencia de medicamentos, del sistema de deducción de la factura farmacéutica".
    Se trata, ha proseguido, de "otra rectificación" del Gobierno y, aunque "es un paso, no es suficiente" porque no aborda medidas para frenar incremento de la factura farmacéutica hospitalaria entre otras. Tras asegurar que hay que trabajar con urgencia para garantizar la sostenibilidad de la sanidad pública, ha señalado que sería "bueno" que el Ejecutivo "rectificara" en relación con el recurso que presentó contra las medidas aprobadas por el Gobierno gallego.
    Sobre el adelanto a cuenta en el pago del impuesto de sociedades para las grandes empresas, el presidente del PP ha afirmado que se trata de "pan para hoy y hambre para mañana". Según ha agregado, con esta propuesta se adelantan a finales de este año "ingresos suplementarios para cuadrar las cuentas como sea". "El que venga detrás de arree, una bonita forma de lealtad institucional", se ha quejado.
    Rajoy ha destacado que "lo más sorprendente" es que el Gobierno, después de eliminar la desgravación fiscal por compra de vivienda y subir el IVA de las viviendas nuevas, ahora abra un "periodo de rectificación" con la bajada del IVA del 8 al 4 por ciento. Esta medida, ha recalcado, es el "paradigma de la política de vaivenes del Gobierno".
    Tras tildar de "insólito" el plazo de cuatro meses de vigencia que plantea el Gobierno, ha avanzado que si gana las próximas elecciones generales prolongará 12 meses más la reducción del IVA del 8 al 4 por ciento para la compra de vivienda nueva habitual pero fijando un tope máximo, ya que, según ha dicho, "no es lo mismo" comprar un piso por 200.000 euros que por seis millones de euros.
      En su discurso, Rajoy se ha referido a la tormenta financiera que han vivido los mercados estas semanas y ha recordado la compra de deuda española por parte del Banco Central Europeo (BCE), "un alivio" para España aunque "la inestabilidad continúa y el riesgo está en el aire".
    Dicho esto, ha preguntado al jefe del Ejecutivo si ha recibido alguna carta del BCE "coincidiendo con la compra de deuda española". "Si la ha recibido, convendría que informara a esta Cámara de su contenido", ha manifestado.
    Después, ha recriminado a Zapatero que no haya traído a la Cámara un plan "completo, coherente y eficaz" que "serenase" a los acreedores y "animase" la actividad económica. "Pues no, ha venido para ofrecernos un nuevo paquete de medidas heterogéneas, que importan más como gesto ante las autoridades económicas que como remedio contra la crisis, el déficit o el estancamiento", ha aseverado.
    Rajoy ha afirmado que el Gobierno ha impulsado "cuarenta" paquetes de planes de medidas "fugaces y estériles" y ha acusado a Rodríguez Zapatero de gobernar "de susto en susto y de alivio en alivio". "Todo se resume ya en sobrevivir a las tormentas, hacer los gestos indispensables y salir del paso como sea", ha recalcado.
    En este contexto, ha reclamado al jefe del Ejecutivo que "pacte" con el PP todas las decisiones que tengan "trascendencia de cara al futuro y puedan comprometer a otros gobiernos". "Me gustaría poder decir, en su momento, que esté fue un Gobierno encabezado por un presidente modélico a la hora de gestionar el traspaso de poderes", ha concluido.

Fuente: Kaosenlared

No hay comentarios:

Publicar un comentario