24 ago. 2011

Más sobre Libia. El colonialismo occidental en estado puro, en el siglo XXI

Desgraciadamente la OTAN todavía no ha sido nunca derrotada, que yo recuerde. Y no va a admitir una derrota en Libia, desde luego. Me imagino que será capaz de muchas cosas hasta que consiga su objetivo de poner allí un régimen títere y capitalista. Con el grado de implicación que tiene ahora va a ser muy complicado que lo consiga, por lo que posiblemente buscará la forma de llegar a una guerra total al estilo de Irak.(Ahora mismo, incluso el Guardian y el Mirror reconocen que hay comandos franceses y de UK ya luchando al frente de los rebeldes).
http://www.guardian.co.uk/world/2011/aug/23/sas-troopers-help-coordinate-rebels
http://www.mirror.co.uk/news/top-stories/2011/06/01/britain-s-secret-war-in-libya-british-special-forces-uncovered-on-the-ground-115875-23170485/
















Para llegar a la guerra completa necesitará buscar el apoyo de la opinión pública. Esperemos que la OTAN no emplee el conocido método de crear un falso atentado que con ayuda de la prensa se atribuya a Gadafi. Confiemos en que no sea así.

Pero en el caso de que todo lo anterior no fuera necesario y Gadafi cayera, los líderes del Imperio ya están preparándose para invadir el país. Traduzco el comienzo de un interesante artículo de Tony Cartalucci en el blog Land Destroyer  (http://landdestroyer.blogspot.com/2011/08/globalist-richard-haas-calls-for-nato.html)


El globalista Richard Haas pide la ocupación de Libia por la OTAN

El Financial Times presenta un editorial firmado por el presidente del Council on Foreign Relations Richard Haas titulado "Libya Now Needs Boots on the Ground," (Libia necesita ahora botas sobre el terreno) donde plantea que los rebeldes libios no están en condiciones de reconstruir Libia correctamente y necesitarán una "fuerza internacional" para mantener el orden. Haas admite sorprendentemente que la intervención de la OTAN para "proteger civiles" era de hecho una intervención política diseñada para cambiar al régimen. Con la OTAN liderando la ofensiva contra Tripoli, la idea de "proteger civiles" suena más hueca que nunca.


Haas con Richard Gates

Haas continúa explicando que debido al éxito de la OTAN se necesita que esta fuerza de ocupación internacional se ocupe de la protección contra los saqueos, los fanáticos seguidores del régimen actual y las luchas tribales. Además Haas pide a Obama que reconsidere su decisión de descartar la presencia de soldados norteamericanos en el terreno, y que lo haga pronto.

Desde luego la OTAN no realizó en los últimos 5 meses más de 7000 misiones sobre Libia para "proteger civiles" y luego desaparecer en el horizonte. Esto ha sido una guerra de conquista desde el primer momento, con los globalistas declarando abiertamente que serviría para determinar la "primacía de la ley internacional" sobre los estados. De hecho, el levantamiento inicial fue gestado en Washington y Londres, donde los líderes de la oposición recibieron recursos y lugares seguros para dirigir la rebelión, con títeres de los globalistas, como Ibrahim Sahad, sentado literalmente en frente de la Casa Blanca, pidiendo a la OTAN que bombardee su propio país. La OTAN, sus socios, particularmente USA, UK y Francia y multinacionales que les apoyan, pretenden reconstruir Libia según sus propias aspiraciones, impuestas con calzador al pueblo libio, bajo la apariencia de "democracia" y "sociedad civil". Estamos asistiendo a la expansión de las fronteras de un imperio a expensas de un estado soberano.

Los lectores recordarán un artículo de abril  del 2011 titulado "Los rebeldes libios luchando la guerra de los globalistas ("Libyan Rebels Fighting the Globalists' War") con la cada día más apropiada cabecera "Cómo paga el diablo" . En él, un pie de foto trata de resumir el futuro de Libia con el siguiente planteamiento: "si estos rebeldes realmente piensan que occidente va a ofrecerles Libia y sus riquezas, van a recibir otra sorpresa. El brazo NeoCon de la agenda globalizadora ya está sembrando el terreno para la necesidad de ocuparse de "extremistas" que llegarán al poder tras la "Primavera Árabe". Eso significa que el petróleo y el futuro de Libia se quedarán en manos de las tropas de la OTAN, no en manos del pueblo libio."

El artículo continúa:

"Mientras que la dicotomía de la política Occidental es simplemente para el consumo del público, lo que dicen las dos partes se puede unir para darnos una imagen más clara de lo que significa la agenda global. El halcón neoconservador Daniel Pipes, firmante del PNAC, miembro del CFR y conspirador en muchas de los más oscuros capítulos de la reciente historia de USA, compartía sus dudas sobre el resultado final de las "Primaveras Árabes". Su idea es que los extremistas se impondrán en muchos casos y complicarán las relaciones de USA con algunos países.

Desde luego Pipes no ha perdido la memoria y recuerda perfectamente que la "Primavera Árabe" es una apuesta financiada por USA, en la que participan sus compañeros NeoCons   que forman parte del National Endowment for Democracy y el Freedom House. Y si no, como mucho, podría haber cogido el New York Times y haber leído lo que dice. (http://www.nytimes.com/2011/04/15/world/15aid.html?_r=3&pagewanted=1&emc=eta1)   Entonces, ¿qué nos está queriendo decir Pipes?. Está diciendo que tan pronto como los rebeldes libios aseguren el control de Libia, o los Hermanos Musulmanes se hagan con Siria y con Yemen (...), los antifaces que parece que llevan los propagandistas Occidentales se caerán repentinamente, e indicarán que los globalistas han instalado a extremistas "por accidente".

Para rectificar esto, los rebeldes libios serán traicionados tan rápidamente como lo fue Gadafi. Se les echará del poder y serán remplazados por títeres occidentales protegidos por tropas de la OTAN que antes hayan sido convenientemente puestas sobre el terreno en Libia, donde seguirán permanentemente. El think-tank neocon Foreign Policy Initiative ha declarado "La mejor manera de reducir los posibles peligros de la infiltración extremista para USA y sus aliados es permanecer comprometidos en Libia."

Este "compromiso" posiblemente sea similar a otros "compromisos" sin fin como los de Irak y Afganistán, y como los raids fronterizos durante años en Pakistán. El dinero del petróleo que una vez se usó para construir acueductos, viviendas sociales y granjas, desde Benghazi a Trípoli será encauzado directamente a las cuentas de las multinacionales. Los oligarcas financieros habrán derribado otra nación soberana con la ayuda de su ingenua población, y por su ingenuidad pagarán por el resto de sus días así como sus hijos y los hijos de sus hijos.
 
Fuente: Nonius451


No hay comentarios:

Publicar un comentario