21 ago. 2011

Amnistía Internacional, el arma humanitaria

Copio un interesantísimo artículo de Jesús Legasa Barbenera en Rebelión del año 2005 sobre el papel de Amnistía Internacional en el fraude mediático mundial, que es plenamente válido actualmente, y especialmente para los caso de Libia y Siria, donde los detalles que comenta el autor sobre Yugoslavia se repiten para los "malos" del año 2011. (Gracias Manuel por el link)

El original, en http://www.rebelion.org/noticias/2005/4/14321.pdf


Amnistía Internacional nos muestra cada día, con transparencia cristalina, su filiación, su ideología, su dialéctica, y su doble rasero prooccidental.

A pesar de las evidencias, la noqueada izquierda europea sigue usando sus "denuncias" (irrisorias y protoliberales), sobre países otánicos, para después tener que dar pábulo y cerrar el pico ante las campañas realmente contundentes de A.I.: Las realizadas en favor del Imperio y contra los países del llamado "Eje del Mal", como Yugoslavia, Irak, Sudán, etc.

El enfoque de los "derechos humanos" de A.I.:
El enfoque "humanitario" de A.I. es nítidamente prooccidental o liberal: Enfatiza los derechos
formales de las "democracias" del primer mundo y obvia los derechos básicos, de pura

supervivencia, de decenas de millones de personas condenadas a la miseria por cortesía de dichas "democracias".

Los derechos económicos de los distintos pueblos, base material de cualquier otro derecho
humano, son del todo irrelevantes para los chicos occidentales de A.I.

Por ejemplo, el derecho humano y político de los iraquíes a gestionar sus propios recursos,
(rentas del petróleo nacionalizadas y socializadas por el baasismo, es decir, la razón principal de la agresión rapaz contra Irak), es totalmente irrelevante para A.I.

Por ejemplo, para A.I., (y para las élites acomodadas de cualquier lugar), es más importante que una iraní pueda leer el "New York Times", votar al hijo del Sha, (o estudiar en Harvard, como Irene Khan), a que esa misma chica tenga educación pública, trabajo y seguridad social, gracias a los malvados ayatolas que nacionalizaron el petróleo.

Por ejemplo, para A.I. es más importante "la libertad de expresión" de un "disidente" chino que el derecho a la comida, vestido, sanidad, educación, etc. de mil millones de sus compatriotas.
Por ejemplo, la miseria del segundo y tercer mundo (y el expolio que de ellos hace el primero,
incluso mediante guerras ilegales), como vulneración masiva de los dd.hh., es del todo invisible
para los blanquitos humanitarios de A.I.

Y es que la especialización en "presos de conciencia" de A.I., ignorando a los millones de "presos o marginados por razón económica" del Capitalismo, no es en absoluto casual; como tampoco lo es su preferencia por los derechos individuales frente a los colectivos: Esta "arbitrariedad jurídico-humanitaria" se ideó exacta y precisamente para criminalizar al Socialismo.

La virtualidad acusatoria de A.I.:
A.I. denuncia "violaciones de dd.hh." por doquier, (aunque con muy distinto tono y beligerancia,
como veremos después), pero, como solo es posible perseguir tales "violaciones" a través de una superestructura política, económica, militar y judicial, y como tal superestructura es, casualmente, el Imperio capitalista occidental, pues resulta que A.I. le es, en la práctica, totalmente funcional. (Como también lo son muchísimos izquierdistas occidentales que hacen suyo el discurso de A.I.)


Por tanto, las denuncias de A.I. solo tienen virtualidad frente a los países no otánicos, ya que
ningún ente supranacional está en condiciones de juzgar a los líderes occidentales incursos en
delitos contra los ddhh. Es más, Amnistía Internacional plantea la resolución ejecutiva de sus denuncias de forma radicalmente distinta según se trate de la OTAN o de otros y muy concretos países: Para la OTAN consagra la "auto-investigación" y la "auto-justicia"; para los demás, la "justicia" otánica, es decir, la "intervención armada humanitaria" y la muerte o el apresamiento de sus dirigentes; simplemente por ello ya se puede afirmar, sin duda alguna, que Amnistía Internacional es una organización al servicio del Imperio Capitalista Occidental.
Por ejemplo, Amnistía Internacional apoya al TPI para la ex-Yugoslavia, obviando que los mentores y financiadores de dicho "tribunal", es decir la OTAN, son con mucho los grandes criminales de guerra de aquel conflicto. Conflicto que la propia OTAN azuzó para conseguir sus
objetivos estratégicos. (Objetivos publicitados como "pacificadores" y "humanitarios" con la
inestimable colaboración de A.I.).
El desenlace de los casos Pinochet-Milosevic ilustra clarísimamente la funcionalidad de A.I.: Los mismos que dejaron ir a Pinochet teniéndolo ya cautivo, (gobierno británico), no dudaron, con la bendición explícita de A.I., en ir a secuestrar al presidente yugoslavo en su propio país.

La retórica de A.I.:
Además de su arbitrariedad conceptual, A.I. dota a su discurso de una evidentísima discriminación valorativa:
Cuando se trata de países otánicos, se expresa en literalidades como "A.I. muestra su preocupación" "no al uso excesivo de la fuerza" "por favor, no tiren bombas de racimo" (que además de matar, como las demás, dejan los cadáveres muy poco fotogénicos), e "investiguen los abusos", (es decir investíguense a sí mismos y en última instancia, si las cosas se ponen muy feas ante la opinión pública, auto-júzguense también); cuando se trata de estos países, A.I. jamás apela a medidas punitivas superestructurales, o en todo caso, cuando se aviene a hacerlo, la determinación que hace de tal superestructura está totalmente viciada en origen, pues solo existe una a día de hoy: "Comunidad Internacional" y "ONU" o sea, OTAN Y EE.UU.
Cuando se trata de países declarados enemigos por la OTAN, ("Eje del Mal"), A.I. califica de
"sistemáticas" "brutales" y "graves" las "violaciones de los derechos humanos", "exige" su fin
inmediato, "pide" la intervención de la "Comunidad Internacional", (léase OTAN), para ponerles fin, (eso sí, "solo como último recurso") y el enjuiciamiento "imparcial", de sus autores. Dichos "juicios imparciales" serán por supuesto ejercidos por tribunales imperiales, (TPI, para Yugoslavia, o fuerzas ocupantes de EE.UU. & G.B. para Irak).
Y es que la dialéctica y semántica de A.I. es una copia exacta del lenguaje diplomático bipolar,
(según se trate de aliados o rivales), del Foreing Office británico, el Departamento de Estado de los EE.UU. o la OTAN.

El grado de difusión de las denuncias de A.I.:
Lo mismo cabe decir del dispar grado de difusión de las denuncias de A.I. sobre "violaciones de los derechos humanos":
- "Violaciones de dd.hh." En todo tipo de países: Difusión limitada, mediante página web.
- "Violaciones de dd.hh." En Yugoslavia, Irak, Sudán: Difusión amplia mediante campañas
publicitarias propias*, multiplicadas además por los medios capitalistas occidentales**. (Con su

*Baste recordar el spot en prensa escrita con las fichas de dominó representando a Pinochet y
Milosevic durante la agresión a Yugoslavia, (Pinochet en casa, Milosevic en la cárcel), o la amplia campaña radiofónica con "Karim, desertor del ejército iraquí, que será fusilado si vuelve a su país", justo en medio de los preparativos de ataque a Irak.
**Reproducidas respectiva y masivamente en medios como "El País", "El Mundo", etc, (agentes
del intervencionismo N.A.T.O. en Yugoslavia) y en radio COPE, (apologetas, en la línea Aznar, de la agresión angloestadounidense a Irak).

Otras características de las denuncias de A.I. sobre "violaciones de dd.hh." según se trate de unos y otros:
Potencias occidentales: Denuncias sobre los estratos bajos de la cadena de mando, como policías y soldados, exonerando de facto a sus dirigentes, así como una tipificación menor de los delitos.
Países del "Eje del Mal": Denuncias directas sobre sus dirigentes, elevando sin ningún pudor la
trascendencia penal de la acusación.

¿Quién financia a Amnistía Internacional?:
¿Aparte de ciudadanos mayoritariamente occidentales?, ¡¡¡Organismos estatales de países
miembros de la Otan!!! y ¡¡¡Fundaciones de la plutocracia estadounidense!!!
Comentarios de A.I. sobre su financiación, que evidencian, una vez más, la falsedad y el cinismo de esta "ONG" imperial. (Extrapolable a otras ONGs también financiadas por gobiernos y fundaciones "benéficas")
1.- "campañas contra las violaciones de derechos humanos
2.- "de diversas fundaciones y donantes benéficos. En el año 2000, algunos de los que contribuyeron con fondos al movimiento fueron el Consejo de Sociedades Benéficas de la Lotería Nacional del Reino Unido, la Fundación Ford, la Lotería de Códigos Postales de los Países Bajos —a través del fondo NRK (fondo mundial de la sección neerlandesa), recaudado mediante un telemaratón organizado por la Entidad Nacional de Radiodifusión Noruega NRK (Norsk Riks Kringskasteng)— y otros patrocinadores más modestos.
No aceptamos dinero de los gobiernos para cubrir nuestro trabajo de investigación ni las"El Secretariado Internacional de Amnistía Internacional depende también de la generosidad"
http://www.amnistiainternacional.org/publica/ma0102/Gastos.pdf

El N.A.T.O.centrismo de Amnistía Internacional:
¿Por qué A.I. ataca a Pinochet, obviando a su protector e inspirador Kissinger?: (Decir antes de
nada que la retención de Pinochet en su visita a Londres fue una circunstancia sobrevenida a la
que A.I. se subió "sobre la marcha").
Porque el ex-dictador fascista chileno es un "peón periférico" al que el Imperio y A.I. pueden
"sacrificar"*, con pingües beneficios legitimadores; sin embargo, Henry Kissinger, su jefe natural, alentador del golpe y protector, duerme tranquilo pues A.I. se olvidó totalmente de él y tan solo sufre el "acoso" de algunos idiotas "progres" crédulos de "La Justicia Internacional".
*Sacrificar, entrecomillado, pues el poder judicial chileno convertirá en mártir a Pinochet, decretando arresto domiciliario para alguien que por su edad apenas sale de casa o la cadena
perpetua el mismo día de su óbito natural. Ello ejemplifica la prescripción práctica de delitos para los criminales del Capitalismo y el Imperialismo. Debería bastar para desenmascarar el iluso e hipócrita discurso de los adalides de la "Justicia Internacional".

El anglocentrismo de Amnistía Internacional:
Amnistía internacional fue fundada en 1961 por el abogado británico Peter Benenson y su sede se estableció en Londres; ya en la guerra fría entre Capitalismo occidental y Socialismo soviético, el KGB sostenía que A.I. era una creación del MI-6 británico, (servicio secreto para el exterior). La actitud y la cosmovisión de la A.I. de entonces, liberal, es decir, antisoviética por definición, (premiada con el premio Nobel occidental en 1977), como la actual, (filo-occidental y
anti-Yugoslavia socialista, anti-Irak socialista, etc), otorgan un innegable sentido a aquella
acusación. (Por no hablar del acaramelamiento tradicional entre A.I. y el régimen colonial y
genocida de Londres. Ver también el apdo. "Financiación de A.I.")
Aunque la mayor sección de A.I., (por número de socios), es la estadounidense, (la británica es
segunda), la "matriz" de la multinacional A.I. es indudablemente británica; es por ello que los
estadounidenses deseaban disponer de un Arma humanitaria propia, para lo que crearon "Human Rigths Watch", con sede en Nueva York, patrocinada entre otros por ... ¡¡¡George Soros!!! y, otra vez, la ¡¡¡Fundación Ford!!!

continúa en: http://www.rebelion.org/noticias/2005/4/14321.pdf

Los socios de AI deberían denunciarles a la asociación de consumidores por engaño y pedir que les devolvieran el dinero.


Fuente: Rebelión, Nonius451

No hay comentarios:

Publicar un comentario