26 mar. 2011

EN NUESTRA VIDA COMO EN LIBIA, TODO ES MENTIRA.

La guerra humanitaria para salvar vidas parece que ya ha costado mas vidas de las que supuestamente iba a salvar. Esta guerra desatada por intereses geoestratégicos y petroleros, pues solo los ingenuos siguen creyéndose lo de humanitario, una guerra que se apoya en una muy cuestionable decisión de la ONU, violando uno de sus más fundamentales artículos como es el derecho y respeto a la soberanía de las naciones, con la escusa de la resolución de la ONU, se dijo que la fuerza militar sería solo utilizada para crear una zona de exclusión aérea en Libia, bueno pues parece que ahora ya las ciudades están siendo bombardeadas con las terribles consecuencias que esto conlleva en cuanto a vidas humanas se refiere.
La excusa ahora es que la OTAN tiene derecho a defenderse. Esto ya es el colmo del cinismo pues ahora la OTAN es mostrada en los medios de masas como una víctima de la situación cuando ellos han sido la fuerza atacante de un país soberano, una nación con la cual estos mismos países que ahora lanzan sus bombas contra ella, han estado haciendo negocios millonarios sin ningún tipo de pudor, cuando estos países han estado vendiéndole armas a Gadafi por valor de muchos millones de euros hasta hace literalmente días, España incluida. Como también hemos visto como recibían al ahora tirano con grandes honores en sus visitas de estado y es que se ve que la billetera de este señor hacía callar a todos los jefes de las naciones desarrolladas, a todos estos supuestos defensores de la paz y la libertad, los cuales no dudan en pagar miles de millones a los bancos para evitar una supuesta quiebra que no es otra cosa que una arducia para ganar más dinero y más poder. Los bancos siguen batiendo records de ganancias en una crisis económica creada por su avaricia especuladora, mientras las naciones se deshacen en unas deudas astronómicas y de las cuales será imposible salir en este sistema monetario fraccionado que es una maquina de devorar vidas humanas. Preparense pues después de Portugal vamos nosotros y la UE no tiene fondos para el "rescate" (o compra, según se mire)de un país tan grande como el nuestro.
Nuestros políticos les hacen el juego sucio regalándoles nuestro dinero y acatando las órdenes de unos organismos privados como el Banco Central Europeo, el Banco Mundial, La Reserva Federal y el Fondo Monetario Internacional. Estos organismos que han hecho exactamente lo contrario de lo que debería haber sido su misión y para lo que fueron creados han empobrecido y siguen empobreciendo el mundo, llevándolo a una situación que pronto será insostenible y que podría desgraciadamente terminar en otra guerra mundial, como ya vimos en ocasiones anteriores. Estos organismos que siguen trabajando esforzadamente para destruir la soberanía de las naciones en beneficio de los grandes grupos de poder que ellos mismos controlan.
Nuestros políticos titiriteros nos hablan por los medios diciendo que no hay dinero para crear empleos, no hay dinero para las pensiones, hay que jubilarse más tarde, hay que hacer más recortes sociales, no hay dinero para los más de 4 millones de parados que su incompetencia y la avaricia de otros han creado, pero amigos, si hay dinero para las guerras de sus amos, si hay dinero para los especuladores que crearon esta bien manipulada y orquestada crisis.
En mi opinión esta claro que la democracia con sus gobiernos, con sus parlamentos, congresos y senados son un teatro, una farsa.
Los políticos nos son presentados como las verdaderas cabezas pensantes del país y los sumos sacerdotes de las decisiones y todo esto demuestra que son meros bufones a las ordenes de los poderes fácticos y sus mercados internacionales.
Y aquí estamos nosotros, la masa adormecida dejandonos aplastar por estos poderes mientras perdemos el tiempo declarándonos de derechas o de izquierdas, perdiéndonos en debates estériles de si tal o cual partido político es mejor, que si PP, que si PSOE, que si yo estoy en lo cierto y tú no, que si tu facha que si tu progre, anulando cualquier posibilidad de un debate serio y productivo. Perdiéndonos detrás de las cortinas de humo de las leyes antitabaco, de los controladores de vuelo, de las reducciones de velocidad, etc... Mientras estamos perdidos en estas banalidades otros se ríen de nosotros, nos roban el futuro, anulan nuestros derechos y se adueñan de nuestras soberanías.
Nosotros la masa adormecida, convertidos en espectadores de las decisiones y víctimas de las consecuencias.
Que bonito es vivir en democracia, es maravilloso ser un esclavo más en la democracia de las bombas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario