18 ene. 2011

Objetivo: el juez John McCarthy Roll

En la matanza de Tucson, Arizona, ocurrida el pasado 8 de enero de 2011, resultó herida grave la congresista demócrata Gabrielle Giffords, 14 personas resultaron heridas, y murieron 6 personas, entre ellas una niña.

Pero lo que los medios de comunicación no resaltaron lo suficiente es que mataron a un juez federal, y solo se habló de la congresista y de varias víctimas, al menos en las primeras informaciones. Sin embargo el juez federal era el objetivo, y no la congresista.

El juez federal John McCarthy Roll había parado un decreto del Presidente Obama, con el que quería intervenir las cuentas bancarias de todos los ciudadanos estadounidenses, una auténtica barbaridad, tal como hicieron en su momento en Argentina, donde crearon el famoso Corralito, osea que el Gobierno norteamericano está tramando controlar e intervenir el dinero de la gente. Parece ser que el juez John Roll resultó difícil de convencer, y pusieron en marcha el Plan B.

Si en el tiroteo hubiera caído solamente el juez Roll se habría visto claramente que la intención del asesino era eliminar únicamente al juez; sin embargo el atentado se ha camuflado como un supuesto tiroteo fortuito provocado por un supuesto perturbado, por lo cual debían morir una serie de personas, cuantas más mejor, para así despistar mejor cuál era el verdadero objetivo.

Ni siquiera podemos saber todavía con exactitud quién fue el verdadero autor de los disparos, ya que las primeras investigaciones apuntaban a una segunda persona autora de los disparos. Y al final, ha quedado el joven Jared Lee Loughner, al que han detenido, como el típico loco solitario al estilo de Oswald en el magnicidio de JFK, o como el loco del atentado contra Ronald Reagan, y muchos otros, pero que todos estos atentados resultaron ser de mucho calado estratégico.

El supuesto loco solitario de la matanza en Tucson, Arizona, Jared Lee Loughner. Pero a los locos solitarios se supone que les dá lo mismo el objetivo, que pueden ser personas corrientes. Desde luego tuvo que tener mucha puntería para acabar con un juez federal que estaba dando problemas al Gobierno Obama... ¡Eso sí que es puntería!...



Moraleja: "Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar" dice el refrán. Cuidado, que ahora con la crisis económica mundial, pueden empezar a proliferar los Corralitos.
Tal como va la economía de España, que es peor que en Estados Unidos, antes o después podría acabar en Corralito. Así que no hay que fiarse de los gobiernos ni de los bancos. Si alguien tiene dinero, mejor que piense en ir protegiéndolo y guardándolo en lugar seguro; al menos una parte.

De momento una Comisión Anticrisis de la Unión Europea ha venido a España para analizar la situación económica y redactar un informe, que influirá en la decisión de intervenir a España, ya que ahora las altas instancias europeas están como locos por intervenir a España y Portugal.

Fuente: x-files

No hay comentarios:

Publicar un comentario